ojos.jpg

ojos.jpgLa primera medida es visitar al oftalmólogo por lo menos una vez al año, sobre todo si usted usa anteojos o lentes de contacto. Hay que evitar igualmente los gestos exagerados, ya que así se retarda la parición de pequeñas líneas que más tarde se convertirán en arrugas.

Tenga en cuenta que la piel que rodea los ojos es la más sensible, pues carece de glándulas segregadoras de grasa; es importante entonces utilizar cremas nutritivas suaves y no exponerla directamente al sol, aun si le ha aplicado bloqueador. Protéjase siempre con anteojos apropiados.

La alimentación también tiene un papel importante en el cuidado de los ojos: mantenga una dieta balanceada, procure dormir y descansar lo suficiente, deje a un lado el estrés y retire el maquillaje con sumo cuidado y con la ayuda de los productos adecuados.

Evite así mismo usar cosméticos abrasivos; y si siente alguna molestia, nunca estruje los ojos, más aún si esta maquillada. Cuando se les introduzca un objeto extraño o se lastimen accidentalmente, no dude en acudir al médico.

En los casos de irritación hay que consultar igualmente al médico, para que le formule las gotas indicadas. No es conveniente autorrecetarse en ningún caso.