laslindas.jpg

laslindas.jpgHay días en los que nos sentimos más lindas que otros. Y no sólo es cuestión sensaciones, sino de realidades.

Según varios estudios realizados en distintos países del mundo, las mujeres están más lindas cuando atraviesan su período de mayor fertilidad.
Dicen que la naturaleza es sabia y esta afirmación no es más que una nueva confirmación de su sabiduría. Este período coincide también con un aumento de las ganas de relacionarse con hombres.

Al parecer, los días de máximo nivel de fertilidad, la piel femenina y el pelo ganan luminosidad y las pupilas se dilatan. El estudio surge de la Universidad de Newcastle, en Gran Bretaña. Según los científicos, se producen, además, ciertos cambios en el volumen y el color de los labios. Estudios anteriores afirman que durante esos días las orejas, los pechos y otras áreas del cuerpo se alteran sutilmente para hacerse más simétricas.

A su vez, investigaciones previas difundidas por Discovery News, afirman que cuando las mujeres atraviesan esta instancia tienen una mejor disposición para relacionarse con el sexo opuesto y desprenden un olor que atrae a los hombres.

El estudio de Gran Bretaña, publicado en el Royal Biology Letters, consistió en la clasificación a cargo de 125 hombres y otras mujeres de una serie de fotografías de mujeres tomadas cuando su nivel de fertilidad era máximo y cuando los niveles ya habían bajado. Los jueces coincidieron en su mayoría en señalar que las mujeres estaban más lindas en los momentos de mayor fertilidad. Si bien se trata de un incremento sutil, los responsables del estudio afirmaron que estos cambios pueden significar importantes ventajas en cuanto a la reproducción.

Y no sólo se trata de cambios de apariencia, sino que las mujeres también varían en sus preferencias en lo que se refiere al sexo masculino. Investigadores de la Universidad de St. Andrews de Escocia encontraron que, en los días más fértiles, tienden a buscar hombre con aspecto más viril, mientras que unos días después prefieren a aquellos con rasgos más afeminados, a quienes consideran más aptos para relaciones a largo plazo.

Por eso, quizás, los científicos creen que las aventuras amorosas suelen coincidir con los momentos de mayor fertilidad femenina.