pantene.jpg

pantene.jpg

La misión de los shampoo es liberar al cabello de la suciedad, exceso de grasa y caspa.

Mi experiencia indica que el cabello se debe lavar tantas veces como se quiera sin temor a dañarlo o perjudicarlo.

En este blog les contaré algunas recetas caseras para fabricar nuestro propio shampoo  con productos naturales para que tu pruebes hacerlos  y nos cuentes como te han resultado. 

La idea es compartir con los lectores distintas recetas que podamos utilizar, sabemos que en el mercado hay productos muy buenos para el tratamiento de nuestro cabello, pero siempre estan echos de productos naturales y es por ese motivo que nunca estara de más probarlos.

Para cabellos secos:

Poner en una cacerola 2 cucharadas de raíz de saponaria y verter un litro de agua hirviendo removiendo. Dejar que macere 20 minutos. Colar y guardar etiquetado.
Buscar un buen champú neutro y mezclar por cada 100 ml de shampoo 15 ml de aceite de aguacate y una yema de huevo.

Remover hasta conseguir una pasta cremosa. Guardarlo en una botella limpia y seca. Se conserva seis meses. La yema de huevo se aplica sólo en el momento del lavado del cabello.

También te damos otra receta para cabellos secos, mezclando 30 gotas de aceite de romero con 1 taza de avena triturada hasta que la avena absorba completamente el aceite. Espolvorear el pelo y el cuero cabelludo frotando bien y dejarlo 10 minutos. A continuación cepillar.
Mezclar 5 cucharaditas de arruruz y 5 de bulbo de iris. Se procede de igual manera que en la anterior receta.

Para cabellos grasos:

Puedes mezclar cada 25 ml de un buen champú neutro se añaden 7 gotas de aceite esencial de romero y una yema de huevo. Este shampoo debe utilizarse en dos días máximos y por lo tanto es conveniente prepararlo cada vez.

Hervir en 2 litros de agua las cáscaras de dos naranjas, dos pomelos y dos limones en trocitos durante 5 minutos. Se deja reposar 3 horas. Colar y añadirle 10 cucharadas de jabón duro rallado. Calentar a fuego lento hasta que el jabón se disuelva del todo. Añadirle 3 cucharadas de zumo de naranja, limón y pomelo removiendo todo bien. Dejar enfriar, etiquetar y guardar. Utilizarlo despues de dos días.

Para cabellos normales:

Macerar 2 cucharadas de cola de caballo con un litro de agua hirviendo durante 20 minutos. Colar y lavar el cabello.