lr40.jpg

lr40.jpg

En las limpiezas de cutis lo normal es  utilizar vapor,  esto hace que la limpieza sea mucho más profundas ya que, según algunas teorías, el vapor abre el poro y puede sensibilizar la piel en exceso.

Está demostrado científicamente y contrastado con dermatólogos que el vapor no abre los poros pero el vapor reblandece la queratina acumulada dentro de los poros para facilitar la extracción de impurezas sin dañar la piel.

Una limpieza de cutis a fondo en manos de una profesional, una o dos veces al año, dejará la piel en perfectas condiciones para afrontar los cambios de tiempo, la polución de las ciudades o diferentes problemas del medio ambiente.

El vaporizador Facial,  es una de las maneras más eficaces para remover las impurezas de la piel, luego se hace una exfoliación para completar de manera más efectiva la limpieza.

Este proceso en las limpiezas de cutis devuelven la suavidad natural de la piel. Los poros,  que tienen una cubierta de piel que no es elástica, por lo que no tiene la capacidad de dilatarse y contraerse.