piernas.jpg

piernas.jpg

Esta es una verdadera solución sin cirugía, ni medicamentos de alto costo, para esta afección que sufre el 20 por ciento de la población, en una proporción tres veces mayor en la mujer.

Aca te pasamos algunas recetas caseras:

Fomento frio: hervir 100 gr de tallo de cola de caballo en un litro de agua durante 15 minutos, en un recipiente tapado. Colar el preparado y aplicar en forma de fomento tibio en los lugares en que las venas dilatadas sean visibles.

Infución de castaño de India: echar 100 gr de semilla de castaño de la India en un litro de agua y hervir durante 15 minutos, dejar reposar hasta que se enfríe y colar en el momento de servir, se aconseja tomar 2 tazas diarias de esta infución.

Compresas con vinagre: esto resulta bueno aplicarlas con agua fría por las noches, al acostarse.

Arcilla con jugo de cebolla: amasar arcilla medicinal con jugo de cebollla. Aplicar por las noches, al acostarse, en forma de cataplasma, directamente sobre la piel. Cubrir con una tela ajustada y abrigar con un paño de lan. Dejar actuar toda la noche. Al eliminar la cataplasma, por la mañana, humedecer la piel con lión, frotar con fuerza hacia arriba y deslizar la mono, con suavidad, hacia abajo.

Romero con miel o flor de sauco: cualquiera es estas dos infuciones son excelentes para lograr una mayor circulación.

Masajes: deben realizarse de abajo hacia arriba, cuavemente, usando agua de hamamelis o tintura de caléndula. también se pueden realizar con una mezcla de 4 gotas de aceite esencial de ciprés, romero, caléndula o espliego, diluida en 2 cucharitas de aceite de almendras.