pestañas 2.jpg

Siempre esta bueno arreglar nuestro rostro para verse bien, en lo que tiene que ver con los ojos, hay que buscar variantes y mejorar las miradas, que siempre tienen que lucir bien atractivas.

Las pestañas postizas siempre son una buena idea, para verse bien, para cambiar, también puede una cambiar el color de ojos, o algún peinado acorde a la cara de esos momentos , lo importante es siempre verse bien, con ganas de seguir viviendo intensamente.

La colocación de las pestañas postizas es toda una ciencia, una ceremonia donde nada es imposible y cualquier mujer puede corregir esa mirada, darle más intensidad. Antes que nada, hay que aplicar el rimel, sobre las pestañas naturales, es importante que las nuevas pestañas sean de un color parecido a las naturales.

Luego hay que colocar el pegamento sobre las pestañas nuevas, las artificiales, de esa manera se procede para poner las pestañas postizas. Casi siempre el pegamento viene con las pestañas nuevas y de esa forma se va colocando este en las raíces de las pestañas postizas. Todo va funcionando bien y las nuevas pestañas están a punto de ser colocadas, de esa forma las pestañas postizas llegan a los ojos de la mujer y todo cambia.

La pestaña llega al parpado, con cuidado, o lo puedes hacer con una pinza de cejas, esa mujer no es la misma, ya se puso sus pestañas postizas y la mirada es distinta. Esta bueno probar estas variantes y aprender a poner pestañas postizas, una buena idea para fortalecer las miradas y mejorar las apariencias.